Saltar al contenido
TuSanteria.Online

ELEGGUA

Elegguá (también deletreado Eleguá, Elewa, Elegba o Legba) es el más importante de los orishas en la santería.

Eleggua fue el primer orisha creado por Olodumare y existió antes y fue testigo del desarrollo de la creación. Él es la clave de cualquiera de nuestras prácticas religiosas, porque sin las bendiciones de Elegua nada puede proceder, transpirar ni triunfar en el mundo.

Es el dueño de todos los caminos, cruces y puertas. Él es el poder que permite que todo el dolor en el universo se mueva del punto A al punto B. Elegba permite que nuestras oraciones lleguen a los orishas. Elegba permite que el dolor fluya en ebó para que nuestro destino pueda cambiar. Facilita la adivinación (diloggun, obi, okuele o cualquier otra forma de adivinación) comunicándose con y para los otros orishas, ​​y para la propia Olodumare.

Se dice que Elegua está presente en todas partes y en todo momento. Debido a esto, Eleggua tiene muchos aspectos o “caminos” , cada uno encapsulando un área diferente sobre la que gobierna, o una personalidad diferente. Eleggua es el gran testigo divino de todas las acciones de la humanidad. También es el primero en probar nuestra integridad y nuestra palabra. Debido a esta cualidad, muchos seguidores de la santería consideran que Elegba es un tramposo o un alborotador. En nuestra iglesia preferimos pensar en él como el gran experimentador, siempre probando a la humanidad para ver qué sucederá después.

Siempre es propiciado primero en cada ceremonia que hacemos (después de que los ancestros hayan sido honrados, eso es) para que pueda abrir el camino y nuestro ebó llegará a su destino. Elegua junto con Ogun, Ochosi y Osun es uno de los orishas recibidos durante la recepción de Los Guerreros en la iniciación.

Cada persona recibe a Eleggua como el primer orisha en su vida, enfatizando la importancia de su presencia en nuestra vida espiritual y en la religión de la santería. El diloggun de Eleggua (conchas de cauri) son los que se usan para lecturas generales, ya que puede hablar por todos los otros orishas.

Símbolos, números, colores y atributos de Elegguá


Un eleke típico para Eleggua consiste en cuentas rojas y negras.


  • Número: 3 y 21
  • Lugar sagrado en la naturaleza: lugares salvajes, la encrucijada, la verdad que Eleggua vive en todas partes (incluido el río, el océano, la cima de la montaña y en cualquier otro lugar)
  • Colores: rojo y negro
  • Herramientas: un palo enganchado llamado garabato de guayaba
  • Temperamento: curioso, curioso, hablador
  • Santo Católico Sincretizado: San Antonio, San Martín de Pobres, El Santo Niño de Atocha
  • Su celebración es el 6 de Enero y el 13 de Junio.
  • Se saluda ¡Laroyé Elegua!

¿Cuales son los Caminos de Eleggua?

Se dice que Elegguá tiene 101 caminos diferentes. Cada camino tiene un temperamento ligeramente diferente y se encuentra en un lugar diferente en la naturaleza. Todos los caminos de Eleggua se llaman «Eshu». Aquí hay una muestra de sus caminos.


Eshu Laroye: el hablador, Eshu Alawana: el que deambula solo en la naturaleza, Eshu Aye: el que vive al borde del río y en el mar, Eshu Olona: el dueño del camino, Eshu Afrá: el compañero de Babalú Ayé que recoge los cuerpos de los muertos. 

Ofrendas para Eleggua ¿Que le Damos?

Los caminos más jóvenes, como los de Eleggua, suelen ofrecer dulces y juguetes envueltos, mientras que los caminos más antiguos pueden disfrutar de dulces duros, maíz tostado o palomitas de maíz. A Eleguá se le inmolan chivos, gallos o pollos, pollitos, jutías, ratones negros o rojos.

Su tabú son las palomas, pues lo debilitan, excepto a algunos caminos particulares donde si las admiten. Sus ewes son abre caminos, sabe lección, croto, algarrobo, alcanfor, almacigo, berro, albahaca, ají chileno, ají guao guao, álamo, atiponlá, almendra, pata de gallina, Ceiba, curujey, chichicate, bejuco guaro, jobo, peonía, peregún, maravilla, pica pica, raspa lengua, siempreviva, rompesaragüey, verdolaga, travesura, zarza blanca, pendejera, piñón botija, etc.

Trajes de Eleggua ¿Que le Ponemos?

Se viste con levita, pantaloncillos y un sombrero rojo. Los colores de estos deben ser combinando el rojo con el negro. Algunas veces, en vez de combinarse se utiliza todo a rayas rojas y negras. Todo el traje, especialmente el gorro, se ornamentan con bolitas y caracoles.

¿Que Bailes le gustan a Eleggua el Primer Orisha?

Cuando baja Elegua, este correrá y se pondrá tras la puerta. Entonces dará brincos y se contorsionará, haciendo muecas infantiles y jugando como los niños. Algunos de sus movimientos pueden ser muy eróticos. Le hará bromas a la audiencia y podrá desaparecer de la vista para aparecer en el momento menos esperado. Un paso característico es pararse en un pie y dar vueltas rápidamente. Siempre se le dará un garabato, lo utilizará para hacer mímica de abrir un camino a través de una tupida vegetación. Los otros danzantes imitarán sus movimientos, individualmente o en grupos en contra de las manecillas del reloj.

¿Como Reconocer a un OMO ELEGGUA?

Los hijos de Elegguá son inteligentes y hábiles, pero poco escrupulosos. Son habladores y pueden vender hasta lo imposible si se les deja hablar. Son mujeriegos y poco caseros, les gusta la calle. Se inclinan a la corrupción, el timo, la estafa y las intrigas políticas, lo que les garantiza el éxito en la vida.

¿Cuales son las ORACIONES a ELEGUA?

Como llamar o invocar a Elegua

Ven conmigo y se mi compañia cada día, prestame uno de tus 21 caminos para que vaya antes que yo y me prepare la conversación, o lo que tenga que enfrentar, siempre ven conmigo amado niño, dame tu mano, tiendeme una alfombra de luz, indicame el camino a seguir, que yo te sabre agradecer.

Gracias te quiero mucho.

Oración a Elegua para despejar caminos

¡Oh poderoso Olofin! Yo te invoco por medio de tu intercesor, Elegua y solicito tu sublime influencia para abrir todos los caminos de mi vida y de esta manera poder salvar y vencer todas las dificultades, obstáculos, adversidades y problemas que en ella me encuentre.

Eres grande Elegua y tu poder no tiene rival, como así lo decidió nuestro Padre en pago a tus servicios, concediéndote la ventura de ser el primer invitado y el ultimo en ser despedido, no hay solicitud atentida sin tu aprobación, lo que te hace ser el poderoso entre los poderosos.

Honor y reverencia a ti mi poderoso Elegua, te pido ahuyentes de mí todas las malas influencias, Mal pensamiento o sombra mala que me siga.

Yo te invoco Elegua, mi intercesor entre Eshu y Olofin para que veles por mi casa, mi familia, mi empresa, mi persona y para que seas siempre un mensajero de la buena fortuna y de la abundancia que para mí tienen reservada los Orishas.

Imploro tu suprema majestad para que me apartes del peligro y para que mi camino siempre esté iluminado por tu grandiosa luz.

Permite también que yo y todo lo que represento se vea siempre iluminado por las infinitas vibraciones de Olorun.

Creoo en Dios Todopoderoso, Olodumare. Elegua, te pido igual que cuides a mi familia y seres queridos y que apartes de todos nosotros toda malicia y toda maldad.

Que así sea, ashe Elegua Laroye, Ashe Iya Olawo che

Oración a Elegua para abrir caminos

Elegua el más grande de los santos:
A ti que eres el primero y el último, a ti señor de los caminos, príncipe inmortal, guerrero ilustre, elevo esta humilde oración.

Te suplico: aparta de mi casa el mal, no dejes que entre ella, no dejes que nos dañe ni a los míos ni a mi.
Dueño de las cuatro esquinas, santo mayor del camino, llévese lo malo, para poder caminar con mucha salud con mucha abundancia, trabajando y prosperando día a día.
Que no haya enfermo, que no haya perdidas, que no haya muerte.

Que haya salud, que haya trabajo, que haya comida, que haya abundancia, que no falte el dinero, que no falten los bienes.
En el nombre de todo los hijos de la casa, te doy muchas gracias.

Padre mío Eleguá, escucha a tu hijo fiel y devoto.

Eleguá te pido que mis caminos siempre estén abiertos para todo lo bueno, que por ellos entre la dicha y la fortuna, el bienestar y la prosperidad, y los cierres para que nunca entre el mal, que no entren los enemigos, que no entre la desgracia, que no llegue la hambruna, protégenos, cuida de tus hijos, cuida de mí y de mi familia.

Ashe, Eleguá Alawana.

Oración a Elegua para defender el negocio

Eleguá, yo te invoco, señor y dueño de todos los caminos, puertas, oportunidades y de la buena fortuna en nuestras vidas, te ruego despejes los obstáculos de mi camino, ilumínalo de noche y de día, permitiendo así que mi trabajo
y negocio sean exitosos, estén en constante progreso y colmados de abundante dinero.

¡Eleguá! Fuerza poderosa de la vida, defiende mi negocio como una fortaleza para que no se acerquen a él, falsos testigos ni embaucadores.

Procura en mí la digna labor y el gran honor de poder ser mi guía y luz en los caminos al éxito.

Dame tus bendiciones para que nada me afecte física o emocionalmente y sea yo más fuerte, con humildad y fervor te pido: Concédeme los favores que hoy a ti imploro.

Haz que la prosperidad y la dicha lleguen a mi alma, a mi hogar, a mi trabajo y a mis manos.

Haz que los caminos del bienestar y la felicidad estén siempre abiertos para mí, abre mis caminos al éxito y cierra por siempre mis puertas al fracaso.

Permite que en mi rumbo no sienta yo inseguridad alguna.

Intercede por mí para que no me alcance traición ni ofensa de nadie.

Que no haya más garantía, que mi capacidad y destreza, transformándose en gran estima.

Gracias a luminosidad que tú mantienes en mi camino a la prosperidad

Amén.

Oración a Elegua para atraer el amor

En el nombre del altísimo y omnipresente  Dios Padre creador, yo te invoco, majestuoso Elegua, para que con solo la noble influencia de tu presencia, pueda obtener el éxito absoluto y total en todo lo referente al amor, para que con tu divina intersección pueda yo estar en paz, ser próspero y pueda salir victorioso de todas las dificultades que hayan o puedan haber en mí camino a la felicidad.

¡Elegua! Te ruego acudas a mí y ahuyentes de mí ser y entorno, todas las malas influencias, maldiciones, malos pensamientos u oscuridad maligna que me siga o me hayan impuesto.

Yo (Tu nombre completo) te suplico Elegua, que veles por mi casa, por mi familia, por mí trabajo y por mi persona.

Tú, mensajero eterno de la buena fortuna, trae a mi vida la fortuna que tienen para mí reservada los Orishas.

Te Imploro Oh Elegua, que con tu bendita majestad, apartes de mí todo peligro, que abras para mí la puerta del amor y que el camino tras ella, esté siempre alumbrado por tu luz, guía mis pasos a ella, llévame de tu mano
a transitar su camino mientras lo irradias con tu sagrada luz, abre también las puertas del éxito, de la salud, del trabajo y de la prosperidad.

Elegua, Te pido cuides a mi familia y seres queridos, aparta de todos ellos la maldad y ampáralos con tu sagrado amor.

Permite también que mí ser y todo lo que represento yo (Tu nombre completo) se vea iluminado por las infinitas bendiciones de Olorun.

Elegua, ven a mi lado y se mi compañía cada día, abre mi destino, y si algo en el debo enfrentar, concédeme sabiduría y fortaleza para hacerlo y salir victorioso, yo (Tu nombre completo) te lo agradeceré infinitamente
y bendeciré tu nombre por siempre.

Oh Poderoso Elegua, haz mi camino seguro, protegeme de noche y de día, haz que en mi corazón haya plena felicidad trayendo a él el amor verdadero amor que nada ni nadie pueda apartar de mí ni ahora ni nunca, amor que este bendecido por Dios, por ti mi poderoso Elegua, y por todos los seres celestiales.

Gracias Elegua, por atender mis humildes pedidos y por tus favores concedidos favores que sé, estás obrando para que se hagan realidad, bajo la gracia de Dios.

Amén.

Oración a Elegua para atraer el dinero

¡Oh! Olofin que moras en tu palacio celestial, por medio de tu intercesor Elegua, invoco la sublime influencia de tu presencia, para solicitarle la apertura de caminos en todos los asuntos económicos que aparezcan en mi vida.

Invoco tu ayuda, Elegua, para que ilumines mis caminos, y no encuentre yo en ellos ninguna mala influencia que pueda perjudicarme, que no haya malos pensamientos, malas acciones, ni engaños, ni trampas, ni estafas, ni hechizos, hacia mi persona. Abre para mí los caminos del éxito, la buena suerte, el azar, el comercio, las ventas, la fortuna y la prosperidad.

Yo te invoco, Elegua, para que cuides de mi familia, mi casa, mis bienes, de todas las personas que me quieren y de mí mismo, pues tu hijo soy.

Imploro tu presencia para que me apartes de los peligros que me amenacen, de las desgracias, de la pobreza, de las ruinas y miserias, y para que ilumines mi camino. Permíteme también que yo, y todo lo que represento se vea iluminado por las infinitas vibraciones de Olorun, porque yo creo en Dios Todopoderoso, y en ti, Elegua, Padre mío.

Ekó para Eleggua

Una buena comida cocinada que puedes hacer para Eleggua como un aditivo ebó sería ekó – tamales de maíz. Hervir un poco de agua y agregarle harina de maíz. Cocine la papilla hasta que comience a espesarse hasta obtener una consistencia similar a una pasta. Agregue un poco de aceite de palma (epó) a la harina de maíz y mezcle bien.

Ahora vierta un poco de la papilla mientras aún está caliente en una hoja de plátano (o un trozo de papel de aluminio) y dóblela en un pequeño paquete rectangular. Permita que la harina de maíz se enfríe y se solidifique en un tamal. Tome tres de estos y sazónelos con una mancha de aceite de palma (epó) y una pizca de pescado ahumado seco y jutía (rata silvestre).

Coloca el santuario de Eleggua (El Primer Orisha) sobre una estera de hierba y sírvelos en un plato junto a él. Permita que el addimú se siente a su lado con una vela encendida durante la cantidad de días requerida marcada en adivinación. Deseche los ekós en un lugar sagrado para Eleggua (según lo determinado por la adivinación) como una encrucijada, la esquina de la calle o en el desierto.

Patakies de Elegua

Obí(el coco) era puro, humilde y simple, por eso Olofin hizo blanca su piel, su corazón y sus entrañas y lo colocó en lo alto de una palma. Eleguá, el mensajero de los dioses, se encontraba al servicio de Obí y pronto se dio cuenta de que este había cambiado. Un día Obí decidió celebrar una gran fiesta y mandó a invitar a todos sus amigos. Eleguá los conocía muy bien, sabía que muchos de ellos eran las personas más importantes del mundo, pero los pobres, los enfermos y los deformados, eran también sus amigos y decidió darle una lección invitando a la fiesta no solamente a los ricos. La noche de la fiesta llegó y Obí, orgulloso y altivo, se vistió para recibir a sus invitados. Sorprendido y disgustado vio llegar a su fiesta a todos los pobres y enfermos. Indignado les preguntó:

–¿Quién los invitó?
–Eleguá nos invitó en tu nombre –le contestaron.
Obí los insultó por haberse atrevido a venir a su casa vestidos con harapos.
–Salgan de aquí inmediatamente –les gritó.
Todos salieron muertos de vergüenza y Eleguá se fue con ellos.
Un día, Olofin mandó a Eleguá con un recado para Obí.
–Me niego a servir a Obí –dijo Eleguá–. Ha cambiado mucho, ya no es amigo de todos los hombres. Está lleno de arrogancia y no quiere saber nada de los que sufren en la Tierra.
Olofin, para comprobar si esto era cierto, se vistió de mendigo y fue a casa de Obí.
–Necesito comida y refugio –le pidió fingiendo la voz.
–¿Cómo te atreves a aparecerte en mi presencia tan harapiento? –le increpó el dueño.
Olofin sin disimular la voz exclamó:


–Obí, Obí.
Sorprendido y avergonzado, Obí se arrodilló ante Olofin.
–Por favor, perdóname.
Olofin le contestó:
–Tú eras justo y por eso fue que yo hice tu corazón blanco y te di un cuerpo digno de tu corazón. Ahora estás lleno de arrogancia y orgullo. Para castigar tu soberbia te quedarás con las entrañas blancas, pero caerás y rodarás por la tierra hasta ensuciarte. Además tendrás que servir a los Orishas y a todos los hombres. Así fue como el coco se convirtió en el más popular de los oráculos.